ORTODONCIA FIJA

La ortodoncia fija es aquella que no puede ser retirada por el paciente. Su función es la de corregir la mal posición de los dientes, la mal oclusión y cambiar las dimensiones de los maxilares con el fin de conseguir una perfecta oclusión de los dientes y una sonrisa de cine.

Los aparatos fijos pueden utilizarse a cualquier edad y siempre se utilizara en dientes definitivos.

La aparatología fija está formada por ciertos elementos que se adhieren a los dientes (brackets) mediante unos arcos de aleación metálica y un conjunto de ligaduras. Según el material que compongan los brackets podemos distinguir:



BRACKETS METÁLICOS


Estos brackets están compuestos de acero inoxidable y se diferencia dos tipos los autoligables y los que no.


Los brackets no autoligables utilizan unas ligaduras generalmente de goma, las cuales hay de muchos colores ayudando así a los niños a llevar mejor su ortodoncia ya que pueden elegir su color favorito. Es la ortodoncia más utilizada, especialmente en niños.

Image title


Los bracket autoligables no requieren la utilización de ligaduras, lo que favorece la higiene al haber una menor retención. Estos brackets suelen ser más pequeños y se suele utilizar en adultos y en pacientes adultos en los que se necesita hacer una expansión del maxilar.
Image title

La utilización del tipo de brackets será determinada por el ortodoncista tras un estudio previo y considerando la mejor opción para cada caso.


BRACKETS CERÁMICOS


Estos brackets son fabricados en material cerámico adaptándose a la tonalidad del propio diente, al ser colocados sobre las piezas dentales, los brackets apenas son visibles proporcionándonos una estética extraordinaria.


Logramos de este modo que el tratamiento de ortodoncia no suponga un handicap en nuestra imagen, pasando prácticamente desapercibido.


Ideal para pacientes adultos ya que aúna efectividad y estética.

Image title