CARILLAS

Son finas láminas de cerámica que se pegan en la parte de delante de los dientes.
La composición de las carillas es habitualmente de disilicatio de litio o zirconio, ambos materiales son biocompatibles y no causan alergias. Las carillas de disilicatio de litio son las más estéticas y las de zirconio se diferencia por su dureza.


Su función es mejorar la estética dental y se usan sobre todo para cambiar el color de los dientes cuando éstos no pueden ser tratados con blanqueamiento dental. También se usan para cubrir imperfecciones, agrandar los dientes, cubrir espacios interdentales, cubrir fracturas o desgastes de los dientes o corregir dientes torcidos o apiñamientos leves.
La colocación de carillas es un tratamiento eficaz, duradero y rápido que tiene una gran repercusión estética.


Se utilizan generalmente en el frente estético: en los dientes anteriores superiores e inferiores.

Image title